Palabras de más

Tal vez no sea necesario, pero resulta menester formar una especie de advetencia ligera si dada la posibilidad de que un par de ojos terminan delante de estas entradas. Seguramente, todo lo que se vea en este blog, puede que atente de desprolijidad, e incluso el desorden resultante se antoje premeditado, y tal vez así sea. En este espacio nuestros escritos corren libres con pretensiones mínimas de solemnidad o normativas literarias; puede que a veces se arrimen a formalizaciones, puede que a veces tan solo arremetan de emoción efusiva. Tan solo son queridos engendros de palabras que designan nuestro sentido egoísta de explayarnos sin ataduras más de las que salen de la propia mente, de las reglas infinitas de nuestro imaginario. A partir de todo eso, solo se busca encontrarse. Espero que si alguien, alguna vez, se detuviera sobre las palabras que fluyen por este foro no las tome para mal, y si es para bien mejor en ese caso. Solo queremos escribir un poco.