Bitácora # 4: Ningún hombre queda atrás

Ayer mientras salía de casa lo vi a mi viejo parado en la mitad del jardín. Estaba con su bata de salmón y el termo en la mano, mirando hacia la hilera de arboles que asomaba sobre la medianera del vecino. Me acerqué a su lado y me acoplé por un minuto a su contemplación … Sigue leyendo Bitácora # 4: Ningún hombre queda atrás

Anuncios

Tinta por tinta

La arenilla del pavimento se sentía crujir suavemente bajo el marchar incesante de Teo.  A excepción de ese sonido, junto a una voz que lo acompañaba a su espalda, el mediodía transitaba tranquilo por todo el barrio. Atrás, parado en los pedalines, Adrián leía, a veces en serio, a veces con tono chistoso, líneas y … Sigue leyendo Tinta por tinta