De euforias antiguas o de borradores rescatados

Euforia. Como hacer para guardarla a beneficio de uno, digo, para usarla en momentos mas oportunos que los de hoy, que aprobé ese monstruo que me andaba persiguiendo desde que volví, no hace tanto Guardarla, en el cajón, como esas cosas que sabemos que podemos acceder en cualquier momento, en el momento adecuado. Me imagino dejarla bien acomodadita en una caja de zapatillas, o mejor, bien protegida en cierto capítulo de Rayuela, cosa que cuando flaquee la seguridad y la confianza, nada mas tenga que acercarme al estante donde se encuentra. A pesar que percibo, pero no puedo explicar bien, como la dotación de euforia se me va disipando de a poco, puedo decir que me siento bien. Muy bien de hecho. Sé que es una confianza infundada y hasta peligrosa, despojada de todo raciocinio y formalidad. Y es genial: poder acceder a esa sencillez mental donde las decisiones se reducen al sencillo mecanismo de acción y reacción. Cual ejemplo nostálgico, el de Mario agarrando esa estrellita flashera y se vuelve invulnerable a todo lo que tiene alrededor (casi todo, las caídas son inevitables). Bueno, algo así. Estúpidamente formidable me encuentro hoy. Es como si me encontrara en esas publicidades donde la gente se ríe por cualquier boludez (¿de qué se ríe esa gente?), y encima sin la necesidad de fumar nada extraoficial. De esa forma constructiva supuestamente, deteniéndome solo en las sonrisas, en las buenas intenciones y en la liviandad de lo positivo. Como una suerte de oportunidad única, como si el azar , enemigo y cómplice a la vez, esta vez, repartiera los mejores juegos para mí.

Sin embargo, guarda cierto engaño la euforia, euforia como esta que me azota al pulsar estas teclas.  En si misma es un efecto soporífero que nos sume en una suerte de embriaguez intelectual y física para dejarnos en bolas, en plena avenida 9 de julio, arma de doble filo con la cual admito, me gustaría cortarme mas seguido. Y es tan triste como repentina esa sensación, la de sentirse de a poco falto de fuerza cuando vuelve a amartillar la idea de que como todo lo pleno suele ser instantáneo. Porque mañana, mañana volveré a ser otro, y eso es una fija. Mañana mi motor volverá ser el de la angustia son nombre, mañana mis ojos volverán a flaquear al notar la pesadumbre y lo injusto que nos envuelve. En fin, mañana de seguro que todo volverá a doler; mañana, el refrescante ardor de saber que las pisadas que todavía no di, ya fueron borradas por el olvido futuro, y así las palabras que nunca dije,y así los afectos que jamas concretare, serán difuminadas en la espesura del olvido. Es aliviador en parte, saber que cualquier esfuerzo no tendrá un eco que perdure perpetuamente sobre el lomo del tiempo, que cualquier amistad o disputa, no significa demasiado mas que los valores temporales con los que los decoramos para que sientan mejor ante los ojos ajenos. Mañana todo volverá a doler, y eso es algo que deberíamos abrazar como consuelo, como un fatal recordatorio de que no importa el ardor de cualquier pasión o la amargura de cualquier tristeza. Que el brillo de cualquier entusiasmo no sirve para nada si irradia brillo tan solo para hacerse ver, pero que si adquiere significado si es que los depositamos en las personas o en los círculos que los merecen; tendrá mas provecho esa fuerza si con ella construimos con la poca euforia que le podamos escurrir, la sonrisa a un hermano o un soporte de caricias a la cara amada, no importa que tan momentáneos sean esos fulgores. Quizás así, solo así, las cosas no estén tan mal después de todo, quizás así mañana el mundo no duela tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s