Añoranzas

Cosas que extraño: los partiditos barriales, después de salir de la escuela; el maté cocido con galletitas mirando dibujitos; verla correr a Manchita en el patio de la abuela; la torta de manzana verde que hacia mi vieja; acompañar a mi viejo al laburo, y viajar todo el día, detrás de su asiento; el entusiasmo por la novedad; la inadvertencia del vacío; la razón adormecida; el ritual de elegir un libro en la biblioteca; cuando divertirme, no requería de compañía, ni de grandes entretenimientos; la ingenuidad del amor; la ingenuidad de la amistad; crear realidades con mis amigos; cuando la muerte pasaba desapercibida; los campeonatos de bolita con Chris; cuando uno no extrañaba pasado y ansiaba futuro; cuando las posibilidades rebalsaban en la imaginación. Pero, la principal, la fundamental, la mas intensa cosa que extraño es cuando no extrañaba las cosas. O tal vez, eso pensaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s